Qué hacer con las estafas telefónicas

El gran desarrollo de la tecnología de los teléfonos inteligentes ha conllevado la aparición de nuevas formas de estafas y engaños, que cada vez tienen mayor grado de sofisticación. De hecho, cada año miles de personas son víctimas de estafas telefónicas con las que pierden dinero: desde pequeñas cantidades hasta los ahorros de su vida.

A priori, darnos cuenta de que estamos siendo engañados no resulta tan evidente, pues a menudo nos encontramos al otro lado del teléfono con voces amables y educadas, que se dirigen a nosotros por nuestro nombre y con buenas palabras. Además, establecen una conversación amena e incluso nos preguntan cuestiones personales, cómo estamos o por nuestra familia, lo que implica una reacción emocional, que nos lleva a tomar decisiones subjetivas.

Hay muchos tipos de engaños, pero todos tienen como finalidad convencernos para que abramos la cartera. Así, pueden argumentar que trabajan en nuestro banco de confianza, publicar anuncios-cebo que nos fuerzan a responder con un mensaje o llamada o ponerse en contacto con nosotros para vendernos un producto que presentan imprescindible para nuestra vida. Incluso, en algunos casos, nos presionan para que facilitemos nuestros datos personales como, por ejemplo, el número del tarjeta de crédito. Si se da el caso, debemos tener claro que se trata de una estafa. Nuestra recomendación es te niegues a comprar cualquier tipo de producto, cuelgues el teléfono y comuniques lo sucedido a la Comisión Federal de Comercio(FTC).

Cómo detectar una estafa

Habitualmente el perfil de estafador es el de una persona amable, educada y comprensiva, lo que capta nuestra atención y propicia el establecimiento de una conversación. En ese momento nos ofrecen una oferta tentadora y utilizan todo tipo de tretas y argucias para persuadirnos y accedamos a decir sí lo más rápidamente posible, sin que tengamos tiempo a pensar sobre los argumentos que nos están facilitando y, por lo tanto, tomemos irracional e impulsiva.

Algunos estafadores han desarrollado tan minuciosamente su plan que, cuando le solicitamos más información acerca del producto que comercializan, no dudan en ampliarla. Incluso en ocasiones nos dirigen a una web falsa, donde podemos hacer comprobaciones. Independientemente del sistema que utilicen, hay algunas frases que nos alertan de que estamos siendo engañados. Estos son algunos ejemplos :

  • Ha sido especialmente seleccionado para esta oferta.
  • Si compra nuestro producto, recibirá un premio gratis.
  • Se ha ganado uno de los cinco valiosos premios.
  • Ha ganado una importante cantidad de dinero en un sorteo de lotería extranjera.
  • Esta es una inversión de bajo riesgo y le ofrece un rendimiento más alto que cualquier otra inversión.
  • Usted tiene que decidirse inmediatamente.
  • ¿Confía en mí, verdad?
  • No es necesario que verifique la reputación de nuestra compañía.
  • Aplicaremos los cargos de envío y despacho a su tarjeta de crédito.

Si escuchas algunas de ellas, cuelga el teléfono y presenta una queja a la Comisión Federal del Comercio. Además, te aconsejamos incluir tus números de teléfono en el Registro Nacional No Llame, creado especialmente para prevenir y detener las llamadas de ventas no deseadas. Hacerlo es gratuito y pondrá freno a la mayoría de las llamadas indeseadas. Si aún así, sigues recibiendo llamadas de telemarketing no deseadas, sigue comunicándolo al Registro Nacional No Llame.

¿Qué métodos usan los estafadores?

El modo más eficaz de prevenir las estafas es conocer el sistema que utilizan quienes las llevan a cabo. Para atraer a la víctima, utilizan un cebo, es decir, una oferta difícil de rechazar, un suculento premio, un servicio único o un producto muy atrayente, y lo presentan como exclusivo y únicamente para ti. Pueden hacerlo por teléfono, a través de un mensaje de texto e incluso a mediante anuncios muy estimulantes que despiertan el interés y nos hacen llamar para averiguar más detalles. Estos son algunos ejemplos:

Paquetes turísticos. Ofertan viajes a un costo muy inferior al habitual o servicios turísticos gratuitos ante los que es difícil no sucumbir. Sin embargo, la mayoría de las veces tienen costes ocultos o adicionales que descubrimos después, no incluyen todos los servicios que prometen e incluso el destino nunca llega a concretarse tras haber pagado.

Créditos y préstamos. Es el caso de los préstamos con cargo adelantado, en el que una entidad o prestamista te presta dinero de forma inmediata y con ventajas que no ofrecen los bancos sin analizar tu historial de crédito o situación crediticia y sin rellenar la solicitud. También sucede con los préstamos de día de pago, es decir, cuando necesitamos una determinada cantidad de dinero inmediatamente. Otras veces nos ofrecen seguros de protección de tarjeta de crédito por pérdida o robo argumentando que una nueva ley establece que el dueño de la misma debe pagar todos los pagos no autorizados e incluso ofertas que prometen reducir las tasas de interés de nuestra tarjeta de crédito a cambio de pagarles una cantidad a ellos.

Oportunidades de negocio falsas e inversiones fraudulentas disfrazadas de oportunidad laboral. Muchos estafadores utilizan como excusa la dificultad que conlleva la creación de un negocio o invertir para ofrecer oportunidades de negocios muy accesibles y fáciles. En realidad, son una estafa y no hay ganancias reales para nosotros.

Causas caritativas. Son muy frecuentes las llamadas telefónicas en las que nos solicitan una donación económica para causas benéficas, es decir, para ayudar las víctimas de algún desastre o a colectivos desfavorecidos.

Venta de lotería extranjera. Bajo la promesa de que ganaremos grandes cantidades de dinero, nos ofrecen boletos para participar en premios y sorteos de otros países, pero a cambio de pagar algunos costos como, por ejemplo, los derechos de aduanas. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la venta de participaciones de lotería por teléfono o por correo es ilegal. Además, en muchos casos la participación nunca llega.

Garantías extendidas para coches. En este caso nos ofrecen garantías a mayores para nuestro modelo de coche que cubren los distintos gastos de reparación y mantenimiento del mismo. Pero suelen contener muchas trampas, la gran mayoría de las veces no son válidas y, además, cuestan mucho dinero.

Pruebas gratis de productos. Algunas empresas utilizan el pretexto de probar productos gratis para que el consumidor acceda a registrarse en un sitio web y comprarlos. Sin ser consciente, se ha endeudado con la empresa, de modo que le cobran mensualmente una cifra si el usuario no cancela.

Cómo gestionar una llamada fraudulenta

Los estafadores se valen de una serie de técnicas de manipulación psicológica, que nos generan confusión y nos llevan a acceder a sus propuestas. Teniendo en cuenta esto, cualquier persona puede ser víctima de una estafa, si bien es cierto que existen colectivos más vulnerables como las personas mayores. Sin embargo, existen una serie de pautas generales que nos ayudan a identificar y gestionar las llamadas fraudulentas. Si recibes una llamada de marketing, plantéate las siguientes cuestiones antes de acceder :

¿Quién me llama?
Cualquier vendedor que se ponga en contacto con nosotros está obligado por ley a identificarse y decirnos el motivo de la llamada. Si no es así, debemos rechazar dicha llamada.

¿Por qué necesitan una respuesta rápida?
Los timadores presionan para que accedamos a lo que nos ofrecen sin pensar ni meditar sobre las condiciones. Por lo tanto, si nos hablan muy deprisa y nos instan a tomar una decisión rápida, debemos sospechar. Las empresas legales nos darán el tiempo que necesitemos y nos facilitarán todas las condiciones e información de venta por escrito.

¿Por qué tengo que pagar un producto gratis?
Si para poder recibir el producto o premio que te ofertan gratis, tienes que pagar una pequeña cantidad de dinero, ya sea por los gastos de envío o cargos por otras cuestiones, simplemente desconfía. Si es gratis, no tiene costo. Y si pagamos, es una venta.

¿Por qué me piden los datos bancarios? ¿Por qué confirmo la información de mi cuenta?
En muchas ocasiones, las empresas estafadoras ya tienen en su poder datos bancarios y de facturación. Así que realizan la llamada para que confirmemos dichos datos y así autorizar el pago por el producto o servicio en cuestión. Así que nunca facilites datos bancarios por teléfono.

Comprueba la hora. El horario legal para las llamadas comerciales es desde las 08:00 de la mañana hasta las 21:00 de la noche. Si recibes una llamada fuera de dicho horario, simplemente no es legal.

¿Deseo recibir más llamadas de este tipo?
Si no deseas recibir llamadas comerciales, tienes la opción de solicitárselo a la empresa en cuestión. Además, puedes incluir su número en el Registro Nacional No Llame, que evitará la recepción de dichas llamadas en la medida de lo posible. Si a pesar de haber tomado estas medidas, las sigues recibiendo, no son legales.

Consejos para evitar ser estafados por teléfono

  • No accedas a pagar ningún producto o servicio que te ofrecen gratis.
  • No sucumbas a la presión y tomes una decisión impulsiva y sin meditar.
  • Aunque te lo pidan, nunca confirmes los datos bancarios, de la tarjeta de crédito o del seguro social por teléfono.
  • Antes de comprar cualquier producto o servicio, solicita la factura proforma, en la que el vendedor especifica lo que vende, sus características y precio, o un documento escrito con la información.
  • Si se ponen en contacto contigo para ofrecerte una inversión, verifica que quien te la oferta está inscrito en la Oficina Estatal de Regulación del Mercado de Valores.
  • Si vas a hacer una donación, comprueba la existencia, la finalidad y los objetivos de la fundación a la que vas a dar el dinero y cuánta cantidad se destinará a dicho fin. También puedes solicitar a quien te llama información por escrito.
  • No aceptes ningún producto o servicio para cuya recepción tengas que pagar dinero.
  • Paga con tarjeta de crédito en lugar de enviar cantidades en efectivo por mensajero o pagar con transferencia bancaria. Así tendrás un justificante para reclamar en caso de fraude.
  • Si vas a enviar dinero, comprueba los datos de la empresa en la agencia de protección del consumidor o en la oficina de su Fiscal General.
  • Desconfía de las llamadas que te ofrecen ayudarte a recuperar el dinero que ya has perdido de manera fraudulenta a cambio de pagar una pequeña cantidad de dinero. Son otro fraude.
  • No dudes en denunciar todas aquellas llamadas sospechosas o que te acosen tras haber enviado dinero. Puedes hacerlo llamando al 1-877-FTC-HELP o visitando ftc.gov/quejat.

Cómo gestionar las llamadas pregrabadas

También llamadas robocall o llamadas robotizadas, se trata de llamadas automáticas en las que escuchamos un mensaje grabado en lugar de una voz humana, cuya finalidad es la venta de un servicio o producto. A menos que hayas dado tu autorización por escrito a quien la emite la llamada, es ilegal. Si la recibes, lo prudente es colgar el teléfono directamente. Evita presionar cualquier tecla, pues de lo contrario corres el riesgo de recibir más. Otra opción es consultar a la compañía de teléfono que tienes contratada el costo de bloqueo de dicho número o averiguar si tu servicio tiene algún mecanismo de bloqueo de este tipo de llamadas. También puedes denunciarlo a la FTC en internet o llamando al 1-888-382-1222.

Interesante consejo telefónico

Otro artículo para usted: manténgase informado con nuestra mejor práctica.